Resultados del trasplante capilar:
Antes | Después

INJERTO CAPILAR CON GARANTÍA DE POR VIDA

Seguimiento post-operatorio presencial en México o a distancia

Evolución 12 meses después del trasplante capilar:

Evolución 3 meses después del trasplante capilar:

Evolución 5 meses después del trasplante capilar:

Evolución 9 meses después del trasplante capilar:

Resultados después de 12 meses :

INJERTO CAPILAR CON GARANTÍA ESCRITA DE POR VIDA

Seguimiento post-operatorio presencial en México o a distancia

El antes y el después del injerto capilar: Todo lo que necesitas saber

Cuando un paciente decide que es el momento de realizarse un injerto capilar, sabemos que muchas pueden ser las preguntas que vienen a su mente. Por experiencia, estamos conscientes de que una de las preocupaciones que tienen quienes sufren de alopecia es cuando deben someterse a una intervención

La respuesta a esa interrogante no es la misma en cada paciente, ya que cada caso es diferente y debe estudiarse previamente. Para empezar, podemos decir que, para someterse o no una intervención de injerto de cabello la edad no es un factor determinante, aunque muchos así lo crean. Lo que sí es importante es que el paciente no presente patologías y que disponga de una zona donante que tenga una determinada densidad.

Teniendo en claro que no existe una edad ideal para injertarse folículos capilares, muchos expertos prefieren realizar el procedimiento en los pacientes que ya tienen 30 años, y así poder realizar un mejor estudio de la futura caída.

Aquellos que tengan menos de 25 años pueden recibir injertos, pero estos no son los mejores candidatos, puesto que a esta edad aun no se ha estabilizado la caída del cabello, y los especialistas no pueden prever correctamente la evolución de la caída que se está produciendo.

Un problema que se presenta de las intervenciones tempranas es que el paciente podría seguir perdiendo folículos de zonas que no fueron trasplantadas y que continúan sufriendo alopecia. La indicación de los médicos en estos casos es complementar con tratamientos farmacológicos como el minoxidilo o el finasteride, ambos compuestos ayudan a estabilizar la caída previamente a cualquier operación.

Sea cual fuere el caso, las personas deben someterse a diferentes pruebas para determinar la causa de la pérdida del cabello, para así revelar el tipo de alopecia que presentan, al conocer esta información se establece la mejor manera de proceder para la intervención,

Entendemos también que incluso después de haber sido intervenido, el paciente querrá saber que esperar del procedimiento. Es algo comprensible teniendo en cuenta que cada caso es diferente, como bien habíamos dicho.

Para algunas personas los folículos crecerán muy rápido mientras que para otras este crecimiento será más lento.

Después de todo, incluso los folículos también tienen información genética que interviene en la forma en la que crecerá, y también posee ese “secreto” que lo ha hecho resistente a la alopecia, por lo que se espera que actúe de la misma forma en la nueva zona en la que ha sido reubicado.

¿Cuándo se aprecian el resultado final tras someterse a un injerto capilar?

Partamos del hecho que el resultado no se consigue de un día para otro, y según las características de cada persona el aspecto final puede variar.

Después de una intervención al cuero cabelludo, el mismo pasa por un proceso de cicatrización en el que cada cabello que se ha injertado se asienta en el lugar que ha sido colocado. Luego, en las primeras semanas se produce una caída de los folículos, esto es algo que sucede de forma natural, eso sí, los bulbos pilosos injertados se mantienen internamente, y estos son los que desarrollarán un nuevo cabello y más fuerte.

No hay que asustarse entonces si nota que los cabellos injertados caen gradualmente en los primeros días tras la intervención.

Es en el tercer mes cuando ya se empezará a ver el nacimiento de ese nuevo cabello fuerte que brota de los injertos, esta etapa se conoce en el argot medico como fase anágena. Con la salida del cabello nuevo, ya podrá notarse cierta normalidad en el cuerpo cabelludo y los resultados que se tendrán a la larga.

Pero recuerde que el proceso natural continúa, y no es hasta el cuarto mes que el cabello volverá a crecer con normalidad. Y ya, diez meses después de haberse sometido a la cirugía, el paciente podrá ver de forma más o menos de forma definitiva cuál será su nueva imagen.

Entre tanto, dentro de los seis y nueve meses el ritmo de crecimiento del cabello se acelera, y ya al año, es cuando finalmente se aprecia el resultado definitivo del injerto realizado, una vez todos los cabellos injertados han brotado como se espera.

Contáctenos para solicitar más información.
Contactar
Rating: 0.0
listo
Error