Injerto de cabello en Monterrey

SÓLO DISPONEMOS DE CENTROS EN CIUDAD DE MÉXICO

Pero gestionamos todo el proceso de trasplante capilar

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Hasta 2.500 folículos

Técnica FUE/DHI

Primer Lavado

Seguimiento presencial en México o a distancia.

$ 45.000

*Desde 3759 $ / mes

Hasta 5.000 folículos

Técnica FUE/DHI

Primer Lavado

Seguimiento presencial en México o a distancia.

$ 90.000

*Desde 7500 $ / mes

Qué es el injerto de cabello en Monterrey

SOLICITE INFORMACIÓN

La pérdida del cabello y debilitación en el cuero cabelludo se conoce como alopecia, o simplemente calvicie, donde mechones de este sufren una caída y dejan el cabello desnivelado y débil. Por cualquier razón ocasionada, que mencionaremos a continuación, la calvicie afecta a aquellos que la poseen, su autoestima e imagen personal, por lo que se han desarrollado técnicas para tratarla y que estos puedan regresar a su estado anterior. A una de las técnicas más exitosas, la cual supone una cirugía estética, se le llama injerto de cabello en Monterrey, donde cada uno de estos cabellos perdidos es reemplazado por un folículo capilar que estimule el crecimiento y permita regenerar los o individualmente.

En el injerto de cabello en Monterrey se debe tomar en cuenta cuántos años tiene el paciente y la salud general del pelo, así como las características de la alopecia, de manera que el trasplante se pueda enfocar en el caso específico y tratarlo de la manera más efectiva. Es importante aclarar la razón por la que se generó la calvicie, así como aclarar que es común y posible tanto en hombres como mujeres, aunque aquellos de género masculino sin mucho más propensos a este, y cada sexo supone diferentes causas de la alopecia.

En las mujeres, sucede por dos razones. La primera es el embarazo, aunque durante el embarazo se generan hormonas que promueven el crecimiento del cabello, una vez en la etapa postparto, estas hormonas disminuyen significativamente, por lo que se debilita el cuero cabelludo. La alopecia después del embarazo es muy común y se presenta en una gran parte de las mujeres que hayan dado a luz. La segunda causa de alopecia en las mujeres es la menopausia, durante esta etapa, el ciclo de vida del cabello se vuelve menor, además de que el organismo libera mayor cantidad de hormonas masculinas, conocidas como hormonas androgenéticas, las cuales influyen grandemente en la pérdida del pelo.

En hombres, la calvicie se presenta mucho más que en las mujeres, y es generada principalmente por la predisposición genética que se pueda tener. Si un hombre posee parientes directos con calvicie, lo más probable es que este sufra lo mismo alcanzada cierta edad. Además, estos presentan altas cantidades de hormonas androgenéticas, que aceleran o incrementan el proceso.

Ahora, ambos géneros pueden compartir causas de la alopecia, donde podemos ver primeramente la edad, como sabemos, uno de los signos del envejecimiento es a aparición de canas, dado por la pérdida de melanina en el cabello. Asimismo, las fibras de proteínas que constituyen el pelo van disminuyendo en tamaño además de perder pigmento, por lo que un cabello una vez grueso y oscuro puede convertirse gradualmente en uno delgado y blanco. El estrés puede causar hasta tres tipos de calvicie, sea estrés emocional o físico.

Usualmente, no produce una pérdida del cabello permanente, pero sí se puede convertir en crónica si no es tratado, por lo que la mejor manera de prevenirlo es controlar el estrés a gran medida. Además, la mala alimentación puede originar la conocida como alopecia por déficit nutricional, es ocasionada debido a la falta de vitaminas y proteínas en la dieta de una persona, por lo que el cabello es incapaz de producir cabellos nuevos de la misma manera.

Por esta razón, para tener un cabello sano se recomienda consumir proteínas, verduras, frutas y alimentos específicos como el pescado y el chocolate negro. Esta dieta, cuando se sobrepone a un ejercicio intenso constante, genera una rápida pérdida de peso. Aquellos ejercicios que involucren fuerza consumen la proteína del cuerpo, y causan sudoración, que aumenta la grasa en el pelo y, así, su caída.

Otro punto importante es el descuido en el tratamiento del cabello, lo que puede presentarse si una persona maltrata el cabello por tiempos prolongado, con actividades como atarse el pelo con mucha tensión en este muy seguido, causando la llamada alopecia por tracción. También sucede tras el uso de tintes, los cuales debilitan las fibras capilares.

Además de la alopecia como un trastorno individual, esta también puede ser un síntoma o consecuencia de otros. Personas con diabetes pueden experimentar calvicie debido a los altos niveles de glucosa, interrumpiendo el flujo adecuado de la sangre. También se ve en las personas que sufren de lupus, padecimiento en el cual el cabello se torna más fino y se pierde en mechones.

Además, lo medicamentos y tratamientos ante estas enfermedades pueden causar alopecia, nombrando medicinas como antidepresivos, anticonceptivos, betabloqueadores, antinflamatorios, entre otros; así como tratamientos como la quimioterapia, la cual es conocida por causar hasta pérdida total de cabello, y radioterapias en la cabeza, donde la cantidad de cabello perdido depende de la intensidad de la radiación administrada.

La alopecia puede venir por diferentes tipos, siendo algunos elegibles para un trasplante de cabello. Entre estos tipos tenemos aquellos dependiendo de la causa, como:

  • Alopecia androgenética: Esta es el tipo de alopecia más común, representando la mayor parte de los casos tanto en hombres y mujeres menores de 30 como en mayores. Se debe principalmente a la herencia genética de la persona, lo cual produce así un exceso de hormonas masculinas llamadas hormonas androgenéticas, las cuales promueven la caída del cabello. En hombres, quienes son su principal víctima, pueden observar pérdidas mayormente en la parte frontal del cabello, además de un decaimiento general en la densidad del pelo. A su vez, las mujeres afectadas por esta clase de alopecia usualmente sólo presentan poca densidad, y usualmente se pierde primero en la parte central de la cabeza y no en las entradas.
  • Alopecia areata: También siendo muy común, aunque para nada tanto como la androgenética, este tipo de alopecia surge mayoritariamente por el estrés, afectando por este los folículos capilares y haciendo que estos caigan y no crezcan nuevos. A su vez, puede ocurrir por enfermedades autoinmunes como el lupus, la diabetes tipo 1 y de la tiroides.

Además de estas, nombramos otros tipos de alopecia como:

  • Alopecia difusa: Bajo el nombre de efluvio telogénico, se distingue por no poseer ningún patrón específico, pues sólo ataca la densidad del pelo y afecta su salud, de manera que el cabello se torna débil y fino, sin ninguna fuerza para mantenerse, así que este se cae alrededor del cuero cabelludo sin presentar parches, y una vez que cae no vuelve a crecer.
  • Alopecia cicatricial: Las consecuencias de este tipo de alopecia son mayores, y más dolorosas, ya que el cuerpo cabelludo es reemplazado por tejido cicatricial, presentando inflamación, enrojecimiento, descamación y ardor.
  • Alopecia por tracción: Es causado no por genética o el estado físico o psicológico de la persona, sino por los hábitos que pueda tener esta de utilizar peinados con mucha tensión que jalen el pelo por una gran cantidad de tiempo, por lo que el cabello, al presentarse esta tensión, no resiste y va escapando del cuero cabelludo.

Los tipos de alopecia también pueden determinarse a partir de qué áreas afecta, como ejemplo tenemos la alopecia totalis, la cual sólo afecta la cabeza y es usualmente la más conocida; la alopecia universalis, donde se pierde cabello en todo el cuerpo por igual y no sólo en una parte específica; y la alopecia barbae se presenta como parches de calvicie o falta de vello en la barba.

Cuáles son las técnicas de injerto de cabello en Monterrey

SOLICITE INFORMACIÓN

Así como existen variados tipos de alopecia, los cuales se distinguen de cada uno en su aparición y características, así mismo existen más de una técnica de injerto de cabello en Monterrey. En general, esta operación requiere una intervención mínima y cicatrices menores, intercambiando los folículos capilares que no presentan crecimiento, con aquellos en la zona donante que aún permiten que el cabello crezca con tranquilidad. Las técnicas existentes que se pueden ofrecer son:

  • Técnica FUT: Esta lleva el nombre de técnica de la tira, pues comienza realizándose una incisión en la zona donante, la cual, en la mayoría de los casos suele ser la nuca o parte posterior de la cabeza. A partir de esta incisión, se extrae una tira del cuero cabelludo la cual sostenga las unidades foliculares a utilizar. Una vez retirada, se sutura la herida y el cirujano procederá a dividir cada una de las unidades, estas teniendo uno o dos cabellos. Así, se facilita la inserción en la zona destino, colocándose los cabellos donde sea necesario, resultando en mayor densidad y eliminación de parches, quedando sólo una cicatriz casi invisible y no incómoda.
  • Técnica FUE: FUE significando Extracción de Unidad Folicular en inglés, puede distinguirse de la técnica FUT ya que la separación de unidades no se realiza, puesto que estas se extraen desde el principio una por una, y no como un grupo como pasa en la técnica de la tira. Asimismo, ya extraídas con pequeñas incisiones, se comienza a insertar en la zona destino. Otra característica de la técnica FUE es que el área debe ser rasurado antes de comenzar el procedimiento, pero no deja ninguna cicatriz visible.
  • Técnica DHI: Esta técnica supone, como si nombre indica una Implantación Directa de Cabello. Esto significa que los folículos, así como en la técnica FUE, se extraen uno por uno. Se caracteriza por el uso del Implanter, máquina parecida a un bolígrafo el cual realiza un grupo de incisiones para poder insertar los injertos de cabello. Con esta técnica se garantiza mayor control en la posición de las unidades foliculares, la dirección y ángulo deseado, además de que, como los injertos se insertar rápidamente y no pasan mucho tiempo fuera del cuero cabelludo, podrán mantener más fuerza y resistencia desde el principio. Otra diferencia entre la técnica DHI y la FUE es no es necesario rasurar la zona.

Depende del cirujano y su estudio de la salud y caso específico del paciente para decir cual es la técnica más beneficiosa, seleccionando aquella que suponga un mejor resultado al final de la operación.

Quién puede someterse a un injerto de cabello en Monterrey

Sabido que la alopecia es una aflicción común en el país, las personas que podrían beneficiarse de un injerto de cabello en Monterrey pueden ser muchas. Sin embargo, es importante que estos cumplan los requerimientos debidos para poder participar en una, tanto hombres como mujeres. A esto se le conoce como el perfil ideal del paciente, y se pueden nombrar los siguientes puntos:

  1. Cualquier posible paciente debe sufrir de algún tipo de alopecia o tener pérdida de cabello en alguna parte de cuerpo que desee tratar.
  2. El paciente no puede tener opciones distintas al injerto de cabello, como cremas, lociones, que puedan solucionar el problema sin realizar el trasplante. A esto se le añade la eliminación de las causas como el estrés y mala alimentación antes de considerar los microinjertos, ya que si no se resuelve el origen de la alopecia puede que la perdida de cabello continúe más allá del trasplante.
  3. Aunque no es un requisito obligatorio, es recomendable que los pacientes caigan en el rango de edad ideal, siendo entre los 25 y 45 años, de manera que la alopecia esté suficientemente definida, lo que no suele ocurrir en personas muy jóvenes, y sea suficiente para cubrir la densidad deseada, lo que puede ser dificultoso en personas mayores. En ambas, al ser muy joven o demasiado mayor, puede que el paciente necesite otra intervención más adelante.
  4. La salud del paciente debe ser óptima para la cirugía y el posoperatorio, esto significa que no puede ser enfermo del corazón o poseer diabetes o patologías similares, debido a que el primero puede causar complicaciones con la anestesia, y el segundo en cuanto al sangrado, ya que, incluso si es en menor medida, la cirugía lo involucra. Por eso, la persona debe ser sana para no afectar el durante y el después del injerto de cabello den Monterrey

Reuniendo estas características, el perfil ideal del paciente se resume en hombres con una edad promedio de 30 años, con alopecia en cualquier parte del cuerpo, cuya mejor o única opción sea el injerto de cabello, y que no posean enfermedades que puedan estropear el procedimiento. Así, si el paciente cae en este perfil o en uno sin otro impedimento, podrá continuar con el procedimiento, llevándolo a la etapa preoperatoria.

Antes de un injerto de cabello en Monterrey

SOLICITE INFORMACIÓN

Una vez reunido el paciente con el cirujano para empezar los preparativos del injerto de cabello, el paciente se encontrará en el preoperatorio de la cirugía, etapa importante para que el paciente conserve un estado óptimo para garantizar una operación exitosa, lo cual sucede en cualquier tipo de procedimiento quirúrgico.

En este procedimiento no solo participa el cirujano, sino los tricólogos los cuales son expertos en el cuero cabelludo, dermatólogos para examinar la piel del paciente, y anestesiólogos para administrar la anestesia local utilizada antes de la incisión o incisiones. En el caso del trasplante de cabello, todo el preoperatorio suele durar dos semanas y suele presentarse así:

  1. Se realizarán una serie de exámenes para comprobar la salud del paciente y su cuero cabelludo. Entre estos podemos encontrar la tricoscopia, parte esencial para el diagnóstico de la alopecia, supone el análisis de cabello bajo un dispositivo que permita obtener la información necesaria en cuanto al estado del cuero cabelludo. Para este no se necesita ninguna preparación previa, y se realiza ya sea “en seco”, apoyando el dispositivo directamente sobre el cabello, o utilizando un gel o líquido especial para ayudar al análisis. Otra manera de analizar el pelo de un posible paciente es con un tricograma, donde, esta vez, será necesario tomar una muestra, a diferencia de la tricoscopia donde no se retira ningún mechón de pelo. Con este mechón, el especialista se coloca bajo un microscopio, prestando atención a la forma e integridad de este. Algunas veces solo es necesario cortar los pelos, mientras que, en otras, donde también debe observarse la raíz, deberá removerse el mechón cuidadosamente. Además de estos, el cirujano también puede solicitar un análisis de sangre para controlar los niveles de glucosa, sodio, potasio, pruebas de hepatitis, SIDA, y en general el sangrado que se puede producir durante la cirugía; y la historia clínica del paciente, ya que sus antecedentes familiares
  2. El paciente deberá suspender fármacos que esté consumiendo como tratamiento, principalmente el Minoxidil, y otros como anticoagulantes, antiinflamatorios o suplementos vitamínicos, ya que todos estos pueden afectar la circulación de la sangre, diluirla o impedir el paso de los nutrientes al cuero cabelludo, pudiendo provocar así sangrado excesivo durante la operación. Asimismo, deberá dejar de consumir bebidas alcohólicas o hábitos de fumar al menos un día antes de la intervención. También es recomendable que no corte su cabello de ninguna manera antes de llegar el día de la operación.
  3. El día de la operación, los últimos pasos del preoperativo suponen el uso de la sangre extraída del paciente, pasada por un proceso de centrifugado para separar el plasma rico en plaquetas, e inyectar está en el cuero cabelludo, lo que permitirá a los cabellos nuevos adaptarse debidamente a su posición. A continuación, el cirujano marcará la forma deseada del pelo en referencia a las entradas especialmente, seleccionar tanto la zona donante como la receptora. Por último, se colocará la anestesia en el área a tratar, siendo esta de tipo local, por lo que el paciente permanecerá despierto durante el procedimiento. En pocas ocasiones se usa una anestesia general, siendo en casos donde el paciente esté nervioso y pueda comprometer el tratamiento.

Después de un injerto de cabello en Monterrey

El último paso de la operación supone, como ya hemos mencionado, el vendaje de la zona tratada. Una vez terminada la intervención, comenzará el proceso post operatorio. Es notable que los primeros dos días son los más importantes, y toda esta etapa tendría esta evolución:

  • Primeros días: El paciente podrá regresar a su casa el mismo día de la operación, sin embargo, deberá regresar al segundo día luego de esta para una cita de revisión, donde se deberán remover los vendajes y analizar el estado inmediato del cuero cabelludo. Es importante que antes de esta cita, el paciente no toque o lave el cabello, puesto que la primera lavaba debe estar a cargo de los especialistas, de manera que puedan ayudar a los folículos pilosos a adaptarse. Así como en el preoperatorio, los primeros tres días no está permitido hacer ejercicios muy demandantes, o consumir bebidas alcohólicas y medicinas anticoagulantes o aspirinas. También deberá mantener la cabeza elevada.
  • Primeras semanas: Es necesario evitar el contacto por el los las primeras par de semanas después de la operación. Si el paciente se realizó la técnica FUT, será requerido un segundo control al doceavo día.
  • Primeros meses: El primer mes no está permitido cortarse el pelo. El cabello comenzará a crecer ya que el cabello entra en la etapa de crecimiento de su ciclo.

Cuándo se aprecian los resultados de un injerto de cabello en Monterrey

Los resultados no serán inmediatos, ya que se debe esperar a que el cabello continúe su ciclo de descanso y crecimiento, y esta evolución es relativamente lenta. Como ya mencionamos, se deben esperar unos cuantos meses para que el cabello comience a crecer paulatinamente.

Incluso cuando ya esté en esta fase, el pelo nuevo puede ser menos visible y más fino que aquél en otras zonas, como es la donante, y a medida que pasa el tiempo esté se tornará más grueso y adoptará un aspecto natural que vaya con el resto del cabello de la persona. Para alcanzar una apariencia con el que el cliente se sienta satisfecho, se debe esperar entre 11 meses y un año, en el cual podrá verse el resultado final del injerto de cabello en Monterrey.

Riesgos del injerto de cabello en Monterrey

SOLICITE INFORMACIÓN

Aunque muchas otras cirugías estéticas suponen mayores riesgos que un injerto de cabello, no se deben ignorar las pocas complicaciones que pueden generarse en este tipo de operación, si bien la gravedad de estas no sea preocupante. Entre los riesgos posibles se pueden observar:

  • Mala cicatrización: La cicatrización es un proceso importante para sanarla incisión hecha al extraer la zona donante. En algunos casos esta puede inflamarse más de lo debido y, aunque no es un gran corte, puede ser más visible de lo que el paciente desee. Al ser más común en pacientes fumadores, es la razón por la que estos deben abandonar el hábito antes de la operación si no quieren lidiar con una situación como esta.
  • Infecciones: Si la persona no mantiene una higiene adecuada, es posible que la zona de la incisión se infecte, haciendo del post operatorio un proceso más delicado. Cualquier cirugía donde se deban realizar cortes precisos tienen una probabilidad de que esto ocurra.
  • Pérdida de sensibilidad: Ya que en una operación de injerto de cabello se manejan los nervios además del cuero cabelludo por sí solo, puede que la zona cicatricial observe una pérdida de sensibilidad, muchas veces temporal donde se recupera tras unas semanas, pro en algunos casos puede llegar a ser permanente, aunque la probabilidad de este suceso es escasa.
  • Edemas faciales: Ya que el sangrado está involucrado en esta cirugía, el cirujano puede inyectar el llamado suero fisiológico para que este no sea de gran escala. Dicho suero puede producir hinchazón en la cara, la cual también es temporal, y aun así solo representa una pequeña parte de los casos.

 Puntos importantes sobre el injerto de cabello en Monterrey

  • En algunos casos de alopecia puede que la calvicie sea total, por lo que no existe una zona donadora en esta. Si de da así, es posible utilizar como zona donadora otra parte del cuerpo con folículos capilares activos, incluida la zona púbica.
  • El tipo de cabello influye grandemente durante y después de la operación. En la técnica DHI, el pelo rizado puede ser más difícil de insertar y diseñar que el pelo liso. Sin embargo, pelo rizado, en especial si es oscuro y más grueso, muestra mayor densidad y un mejor resultado que su contraparte.
  • No existe la posibilidad de que el cabello vuelva a caer luego de un injerto capilr en Monterrey. Esto es debido a que los folículos capilares se reemplazan, y los colocados son aquellos que crecerán permanentemente y serán más resistentes a las hormonas que promueven su caída.

SOLICITE INFORMACIÓN

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]