La caída del cabello es un problema que afecta a un alto porcentaje de población masculina y femenina. En la actualidad existen una amplia gama de tratamientos para combatir la pérdida de pelo. Los fármacos, champuses, plasma rico en plaquetas, láser de bajo impacto y demás procedimientos, resultan muy efectivos para tratar esta condición. Sin embargo, ninguno es tan efectivo como el trasplante capilar. Y hoy te queremos contar como es su evolución.

Existe aún mucho desconocimiento sobre este maravilloso procedimiento. El cual, una vez ejecutado, puede devolver la melena perdida de manera natural. Con el injerto de cabello la calvicie ya no tiene por qué tolerarse. Se trata de la reubicación de pelo sano de un área inmune a esta enfermedad, a una zona alterada por la misma. Su recuperación es sencilla, pero requiere ciertos cuidados. Permítenos contarte como es el día a día, luego de la cirugía.

¿Cómo prepararse para un trasplante de cabello?

Como cualquier otra cirugía, es importante tomar ciertas medidas antes del trasplante capilar, para garantizar que todo se desarrolle de manera correcta.

  • Desde una semana y media antes, evita tomar aspirinas o multivitamínicos que contengan vitamina E.
  • Evita los antiinflamatorios tres días antes de entrar a quirófano.
  • Es importante no consumir bebidas alcohólicas ni someter el cuero cabelludo a los rayos ultravioletas 72 horas antes.
  • Coordina con alguna persona de confianza el traslado a casa. De recibir sedación, será imposible conducir.
  • Gestiona todo lo necesario en cuanto a viaje, transporte y hospedaje previamente, en caso de efectuar el procedimiento lejos de tu ciudad.
  • Si por lo general aplicas tinte al cabello, hazlo por última vez 5 días antes. Esto para permitir la visualización del cuero cabelludo.
  • Por una semana, suspende el consumo de cigarrillos. Una vez realizada la intervención, lo mejor será mantener esta restricción.
  • Para propiciar una excelente sanación, toma desde una semana antes de forma diaria, vitamina C.
  • Si quieres que el enrojecimiento característico de los injertos sea menor, administra una dosis de 80 microgramos de vitamina K al día. Esto desde 5 dias previos.
  • El propio día de la cirugía, no consumas ningún alimento o bebida que contenga cafeína. Estos pueden hacer que el sangrado sea muy abundante.
  • Asiste a la clínica habiendo ingerido un desayuno ligero.
  • Procura llevar ropa abotonada al frente. Esta no debe salir por la cabeza, ya que podría estropear los injertos.
  • Preséntate al quirófano sin joyas, lentes u otros accesorios.

¿Qué tipo de anestesia es utilizada en la cirugía de injerto capilar?

Este procedimiento se lleva a cabo con anestesia local. Son pocos los casos en los que se aplica un adormecimiento general al paciente. Sin embargo, el tipo de sedación a utilizar será una decisión conjunta entre el individuo y el profesional. Es posible que previo a la intervención, se coloque algún calmante, para que el tratamiento resulte lo más cómodo posible. Todo el proceso puede llegar a tardar hasta 8 horas, por lo que estar muy relajado resultará conveniente.

¿Cómo se desarrolla la trasplantación de pelo?

Antes de llegar al momento propio de la cirugía, el paciente debe haber asistido a una consulta evaluativa, donde habrá sido diagnosticado su tipo de alopecia. Posteriormente, según el cirujano y las posibilidades de la persona, se escogerá el mejor método de implantación. Bien sea obteniendo folículos pilosos de una tira de piel, directamente del cuero cabelludo o de colocación inmediata.

El procedimiento se desarrollará de la siguiente forma:

  • Se insensibiliza el cuero cabelludo utilizando anestesia. De haberlo solicitado, se aplica además un sedante.
  • La cabeza será higienizada a profundidad.
  • Si debe aplicarse la técnica FUT, se hará uso de un bisturí para obtener la tira de piel del cuero cabelludo. Posteriormente se cerrará la herida con sutura.
  • Las técnicas FUE y DHI ignoran el paso anterior, ya que se obtienen las unidades foliculares de manera directa. Haciendo innecesaria la separación de un fragmento de piel.
  • La parte afectada por la calvicie es aseada.
  • A continuación, en las áreas despobladas se practican pequeñas incisiones circulares.
  • Para finalizar, se introducen las unidades foliculares en estas aberturas. Procurando actuar con meticulosidad para asegurar la supervivencia de la mayor cantidad de folículos.

Cuidados posteriores al trasplante capilar

Es importante mantener algunos cuidados después del trasplante capilar. Lo cual ayudará a que la recuperación sea menos molesta y transcurra sin inconvenientes. El cirujano recetará ciertos medicamentos, que deben tomarse tal cual se indica, sin omitir alguno. Solo es válido en casos de alergia a algún componente, caso en el que se considerarán otras opciones.

  • Toma antibióticos por 3 días para evitar la aparición de alguna infección.
  • Si percibes algún tipo de dolor, tomar analgésicos cada 4 horas, esto ayudará a aliviarlo.
  • Es posible que se indique algún gel antibiótico, que deberá colocarse en la zona donante dos veces al día.
  • En caso de ser necesario, podrá ingerirse algún medicamento que propicie el sueño.
  • Es necesario que durante los primeros días se mantenga la cabeza elevada. Esto evitará hemorragias y conservará los injertos en perfecto estado.
  • De percibir sangrado en las primeras 24 horas, este puede detenerse con una gasa esterilizada, haciendo presión al cuero cabelludo por 10 minutos.
  • Se debe mantener un reposo medio por 3 días. Esto es importante para evitar dañar el trabajo realizado y no aumentar la inflamación.
  • El esfuerzo físico debe evitarse por al menos dos semanas. Después de este tiempo será posible retomar ejercicios moderados.
  • Nadar solo se podrá realizar después de 10 o 15 días, siempre que el cirujano lo autorice. Al hacerlo se debe evitar la exposición solar. No deberá mantenerse dentro del agua por más de media hora.
  • El primer lavado al cuero cabelludo se realiza en la clínica luego de la cirugía. Dos días después el paciente puede volver para una segunda limpieza.
  • Peinar el cabello será permitido luego de 3 días. Esto debe hacerse con extrema delicadeza.
  • Ducharse de forma normal, dejando que el chorro de agua corra desde la cabeza, puede realizarse a partir del décimo día.

Evolución del trasplante de cabello día a día

La cirugía ya se ha realizado, y es entonces cuando comienzan las dudas del paciente. ¿Cuánto tardará el pelo en crecer? ¿Cómo se verá el cuero cabelludo al principio? ¿El resultado se observa inmediatamente? A fin de responder a esas interrogantes, a continuación se explica la evolución del trasplante capilar.

Primeros días

Pasadas algunas horas de la intervención, es normal notar coágulos de sangre que se forman en cada injerto. Estos comenzarán a desaparecer con cada lavado del cabello. En este primer momento, debido a la anestesia y otros instrumentos utilizados, la cabeza se encontrará algo inflamada. Buscando reducir la hinchazón, el experto indicará medicamentos que ayuden a devolver el cuero cabelludo a un estado normal.

Debemos recordar que el cabello injertado se tomará de otra área del cuerpo, y es posible que durante su curación, se experimente comezón. Es de suma importancia no rascar el área. En estos casos lo mejor será consultar con el profesional la mejor forma de aliviar las molestias. También es posible experimentar insensibilidad y rigidez, esto con el paso de los días comenzará a desaparecer.

En las partes anteriormente calvas aparecerá una especie de descamación y granos. Los cuales no deben ser manipulados, ya que se trata de cabellos que intentan salir. También es posible notar un enrojecimiento de todas las zonas tratadas, el cual se extenderá por 15 días. Las costras que se forman sobre los injertos no deben ser arrancadas por ningún motivo. Su desprendimiento debe ser natural para no desajustar los folículos.

20 a 30 días después de la cirugía

A partir de los 20 días después de la cirugía, quizás luego de un mes, el cabello injertado se perderá. Hablamos de un tiempo de reposo al que las fases capilares deben atravesar para un nuevo crecimiento sano. A este periodo se le conoce como anágeno, y todas las hebras, originales o trasplantadas, pasan por él. Por lo tanto no es necesario alarmarse, es un proceso normal y natural que asegura que la evolución está ocurriendo correctamente.

Luego de 90 días de la trasplantación

En este tiempo inicia la fase anágena del cabello. Esto significa que el crecimiento será constante. Cabe destacar que estas hebras serán muy finas y poco fortalecidas. No obstante, el paso de los días lo hará mucho más fuerte y voluminoso.

120 días posteriores

Para este momento el cabello será mucho más grueso. Habrá llegado a crecer hasta 7 cm, lo que hará que la cabellera se perciba más densa. Semanas después el cabello continuará su crecimiento y tendrá mayor grosor. El resultado final podrá notarse luego de 12 meses de haberse sometido a la intervención quirúrgica.

Años después del trasplante capilar

Muchos de los aspirantes a este tratamiento se preguntan ¿Cómo seguirán los resultados años después del trasplante capilar? Y en este sentido todo dependerá del diagnóstico y los cuidados dados por el paciente.

El injerto de nuevo cabello debe realizarse una vez la alopecia se encuentre estabilizada. Esto ocurre entre los 30 y 40 años. Realizar la cirugía antes hará que se reincida en el problema. De igual forma, los cuidados postoperatorios son de suma importancia para conservar el trabajo realizado.

Con esto lo que se quiere decir es que, al efectuar la trasplantación adecuadamente y tener una correcta sanación, el resultado será vitalicio.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]